Cómo escribir para web

Contenidos web

En el fondo, nos encanta escucharnos a nosotros mismos y que otros nos escuchen. Y cuando escribimos para web deseamos que todo el mundo lea nuestro post ávido de conocimiento, de historias frescas, de emociones. El reto es dejar satisfecho al lector para que vuelva.

La habilidad comunicativa no se compra. Pero hay trucos que facilitan la lectura y por lo tanto, es más probable que aplicándolos, generes más tráfico que si no lo haces.

En web, el usuario rastrea la pantalla y si detecta algo que le interesa, es entonces cuando pica. Además, su velocidad de lectura se ralentiza y la concentración se reduce.

Por lo tanto, utiliza el sentido común y no hagas perder el tiempo a los usuarios. Suena un pelín cruel, pero si no tienes nada interesante que contar, mejor ahórrate el esfuerzo a menos que te conformes con leerte a ti mismo.

Te doy unos consejos que te pueden servir. Yo te doy consejos y tu buenas historias, ¿qué te parece? Aquí van:

  1. Ser conciso.Utiliza un estilo directo. No vayas por las ramas. Nos ponemos poetas y un texto necesita a veces cierta “pachorra”, cierta calma, para otorgarle el tono necesario, pero chapas no, nunca mejor dicho. Esto es lo que dice la teoría. Otra cosa es el contenido y los argumentos que tengáis que pueden merecer la pena y sacrificar en parte esto que os digo.
  2. Utiliza negritas y cursivas. Así logramos atraer la atención del usuario a aquellas palabras o frases que nos interesa y evitamos que el texto se asemeje a un texto bíblico. Sirve para incitar a la lectura.
  3. Pon enlaces para ofrecer información complementaria que ayude al usuario a profundizar en el tema. Tanto internos como externos. Si os enlazan sube el posicionamiento de vuestro blog o web.
  4. Título contundente. ¿Cuántas veces leéis un artículo entero? Dedícale toda tu creatividad. Es un anzuelo y tiene que ser descriptivo.
  5. Estilo periodístico. Empieza por la conclusión y ve desarrollando la idea.
  6. Utiliza subtítulos para organizar mejor la información. Y titulares de diferentes tamaños para organizar el cuerpo de la noticia o post.
  7. Separa la información por párrafos. Una idea por párrafo. Nota: utiliza las etiquetas  <p></p> No tiene nada que ver un texto seguido y un texto bien organizado separando adecuadamente los párrafos. Dos o tres frases por párrafo dan fluidez y ritmo a la lectura.
  8. Los grandes bloques de texto dan mucha pereza. Reduce a la mitad lo que escribirías para papel. No es lo mismo leer el periódico con un café delante o estar delante del ordenador queriendo engullir todo. Uno se siente delante del ordenador y quiere echar un vistazo a la prensa del día, intentar reservar el hotel para agosto, comprar comida de gato, comparar el precio de las lentillas, etc. Es decir, uno corre delante de una pantalla.
  9. Utiliza el presente y evitar pasivas y dobles negaciones.
  10. Frases cortas. Facilita la lectura todo lo posible. (Acordaros de cuando os estéis durmiendo y vuestro hija o hijo os piden que les leáis un cuento. Elegís el más corto y si podéis hasta os saltáis algunas frases, ¿no? Lo mismo
  11. Utiliza frases descriptivas. También es aconsejable enumerar los argumentos, hacer preguntas para implicar al lector…
  12. Utiliza imágenes, vídeos…
  13. Háblale a tu lector. Genera una conversación.
  14. Cuida la ortografía

Que no se aburra el lector…

Claro que una vez de derrochar todo tu ingenio lingüístico y literario, no te vayas a Google Analytics a ver cuánta gente ha entrado en tu página si no la tienes optimizada para SEO. No acaba el trabajo con escribir el texto, pero no te preocupes, que también de esto hablaremos en el blog de Adaki Komunikazioa. Otro día, claro.

 

Utzi iruzkina